Día 7. Turismo por la Caldeira Velha y Furnas (Isla Sao Miguel)

Regreso a la Isla Sao Miguel

A las 14:30 teníamos programado el vuelo de regreso a Sao Miguel. Y como hasta las 12:00 no teníamos de devolver el coche de alquiler, aprovechamos para ir al centro de Angra do Heroísmo. Primero, paseamos por la zona litoral, desde dónde se ve una bonita vista del centro y del puerto de Angra. Y después paseamos por las calles del centro, de lo que vimos destacar la Iglesia de la Misericordia, el antiguo Palacio Episcopal, la catedral del Santíssimo Salvador da Sé, el monumento de la Memoria y el antiguo Convento de S.Gonçalo. Y finalizamos el paseo por el Mercado Duque de Bragança, allí encontramos paradas de pescado, carne, verdura, frutas, etc.

foto angra do heroismo paisaje terceira

Vista de la capital Angra do Heroismo desde la zona marítima.

foto Mercado Duque de Bragança en Angra do Heroismo parada de pescado

Mercado Duque de Bragança en Angra do Heroismo. Parada del mercado con el pescado típico de Terceira.

foto Lapas las Azores

Lapas que se venden en el Mercado Duque de Bragança. es un plato típico de las Azores.

Una vez de vuelta al hotel, devolvimos el coche de alquiler y a las 13:00 el taxista nos recogió para trasladarnos al Aeropuerto de Lajes. Al ser un aeropuerto pequeño el tema de facturar y pasar el control de seguridad se realiza en poco tiempo.

foto Terminal del Aeropuerto de Lajes terceira

Terminal del Aeropuerto de Lajes. Se observa muy poca gente.

El vuelo salió a la hora prevista y a las 15:00 llegamos a Ponta Delgada (Isla Sao Miguel), nos alojamos otra vez en el Hotel Canadiano. Cuando llegamos preguntamos rápidamente por el coche que teníamos alquilado para la misma hora de llegada, pero hasta las 16:30 el coche no llegó. Eso me puso de mal humor porqué solo teníamos unas pocas horas para terminar de visitar la isla de Sao Miguel.

Además, el tiempo era muy malo, había bastante niebla y de vez en cuando llovía. Aún así, decidimos hacer la ruta que habíamos planificado, una ruta por el interior de la isla.

Ruta por el Lago de Fogo y la Caldeira Velha

Nuestro primer objetivo era visitar el Lago de Fogo situado en el centro de la isla, para llegar fuimos de Ponta Delgada hasta el Lagoa por la autovía VR y después salimos en dirección Remédios por la carretera R 5-2.

El Lagoa do Fogo (Lago del Fuego), recibe este nombre porque tuvo su última erupción ya en época de la colonización portuguesa, destruyendo la primitiva capital de la isla hacia el siglo XVI. Y, es el lago de la isla que se encuentra más alto sobre el nivel del mar dentro del cráter de un volcán.

Según la información que encontramos en el Blog sobre fotografía y viajes del fotógrafo Iñigo Escalante desde la carretera R 5-2 hay tres miradores importantes. El primero el de Barrosa, desde el cual ves detrás la parte sud de Sao Miguel, y delante, una vista de la costa de Ribeira Grande, del lago de Fogo y de la carretera que baja al mismo.  El segundo esta apenas 200 metros más abajo, y ahí ya se puede ver al completo el Lago de Fogo con los bordes del cráter rodeados de una vegetación rastrera i también de especies típicas de la laurisilva, flora característica de estas islas atlánticas. Y desde el tercero también se ve completo el lago pero desde otro punto de vista. Los tres miradores los encontramos pero no vimos nada! La niebla era muy intensa en toda la montaña y la lluvia era intermitente. Es posible que necesites varios intentos para poder ver el lago ya que la concentración de nubes en esta zona suele ser habitual dejándolo totalmente cubierto sin importar la hora del día a la que decidas ir a visitarlo.

Como no tenemos documentación gráfica os enlazo un video de Youtube del Lago de Fogo:

 

Seguimos bajando por la sinuosa carretera en dirección Ribeira Grande hasta que nos topamos con un montón de coches aparcados en al arcén de la carretera. Habíamos llegado a la Caldeira Velha, reconocido como Monumento Regional de las Islas Azores. Para visitar este sitio tuvimos de pagar 2 euros. Antes del 2013 era gratuito, pero el verano del 2013 se construyo un centro de interpretación ambiental y se mejoraron las instalaciones de la zona. Llovía un poco y la temperatura no era muy alta, pero igualmente cogimos la ropa de baño.

Cuando entras en lugar te sorprende encontrar una vegetación muy variada y exótica. Desde bosques de laurisilva a numerosos líquenes que bordean las orillas de los pequeños riachuelos que transcurren por la zona. Y lo que más me sorprendió fue estar rodeado de helechos gigantes.

foto caldeira velha camino con laurisilva

Camino de acceso a la Caldeira Velha rodeado de un bosque de laurisilva

Tras un paseo de unos cuatro minutos por un camino en buenas condiciones, llegas a una zona que alberga caldeiras (estanques) de aguas termales, justo al lado centro de interpretación. Allí, en el WC nos pusimos los bañadores y nos dirigimos a un estanco que está habilitado para bañarse, y dónde hay una pequeña cascada. El agua estaba templada y no cubre casi nada, como mucho un metro.

foto Caldeira Velha

Estanque en la Caldeira Velha. Se observa una cascada y la gente bañándose.

Después volvimos a la zona del centro de interpretación porqué al lado hay un estanque dónde ves hervir el agua y huele a azufre. El agua con el reflejo de las rocas se vuelve de un color anaranjado rojizo.

foto caldeira velha agua hirviendo en sao miguel

Agua hirviendo en la Caldeira Velha.

A cuatro metros había otro pequeño estanque donde te podías bañarte, bueno mejor dicho estarse sentado porque al ser tan pequeño está lleno de gente. Allí si que el agua está caliente y la sensación del agua rica en azufre en contacto con la piel es curiosa. No estuvimos mucho tiempo para quedarnos porque era más tarde de las 18:00 y aún nos faltaba ir a Furnas.

foto aguas termales en la Caldeira Velha en sao miguel

Estanque de agua caliente en la Caldeira Velha donde te puedes bañar.

Ruta por Furnas

Para llegar a Furnas, fuimos hasta Ribeira Grande, allí tomamos la carretera que rodea la costa nordeste hasta la salida que nos lleva a la carretera R 2-1. Antes de llegar a Furnas hay una desviación que te lleva al Pico do Ferro. Nosotros no fuimos porqué la visibilidad no era buena. Allí podéis encontrar un mirador donde se ve las mejores vistas del Lago das Furnas y del espectacular valle cercano.

En la localidad de Furnas es una de las zonas donde el magma se encuentra muy cerca de la superficie calentando acuíferos y la propia tierra. En el pueblo hay un jardín con sus calderas naturales con fumarolas, lodos hirvientes, fuentes de agua con distintos componentes minerales y temperaturas variadas y un fuerte olor a azufre. Aunque el pueblo es pequeño nos costó un poco encontrar el jardín porqué no está muy indicado y porqué la niebla no nos dejaba localizar las fumarolas. Allí hay un parking bastante grande y además, podéis comprar mazorcas de maíz que se cuecen en las propias calderas volcánicas. ¡No os perdáis para nada este sitio!

foto fumarolas  pueblo de furnas

Fumarolas en el pueblo de Furnas.

foto furnas caldeiras  fumarolas sao miguel

Calderas con sus fumarolas en el pueblo de Furnas.

Caldera humeda en furnas sao miguel

Caldera húmeda con el agua hirviendo en Furnas.

foto fuente termal furnas

A la derecha de la imagen se observa una fuente de agua con distintos componentes minerales y temperatura elevada. Y a la izquierda dos calderas húmedas con el agua hirviendo.

Lo mismo ocurre, en una zona situada en la orilla noroeste del lago de Furnas situado en un antiguo cráter volcánico. Desde el pueblo son unos 10 minutos en coche. ¡Es impresionante!

foto lago de furnas vegetacion sao miguel

Arboles en la orilla del lago de Furnas.

foto lago de furnas calderas fumarolas

Calderas con agua hirviendo en la orilla del Lago de Furnas. se observa muy bien las fumarolas que se forman.

 

Cuando nos fuimos de allí eran las 20:15, regresamos por la carretera R 1-1 y en Vila Franca do Campo enlazamos con la autovía hasta llegar a Ponta Delgada. Durante el camino se nos hizo de noche y empezó a llover intensamente.

Llegamos al hotel y nos fuimos corriendo a cenar otra vez al restaurante O Patanisca. Eran las 21:15 y como nos recordaban de la última vez nos dejaron quedar cenar. En las Azores, lo ideal es ir a comer entre las 8 y 9 de la noche, ya que más tarde las cocinas de los restaurantes las van cerrando.

Para despedirnos de las Azores nos tomamos gintonic en el mismo hotel y dormimos con toda una noche de tormentas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s